miércoles, julio 06, 2005

No te lesiones...

Cuidadín con las lesiones que las carga el diablo...

A veces el fútbol es peligroso, te pegan patadas, codazos, agarrones,... y te lesionan.
Pero lo triste es que sea más peligroso el camillero que el central asesino que sólo quiere partirte la cabeza.
Esto pasó en un partido de la Bundesliga.

Pica AQUÍ para verlo