viernes, agosto 12, 2005

Paellas a 9 euros

Paella de marisco. Casa Riki. Can Pastilla

Uno de los mejores placeres de esta vida es el comer, sin duda alguna se puede disfrutar con casi cualquier plato si está hecho con cariño y sabiduría.
Y tengo la suerte de frecuentar un grupete de amigos en el que los padres de todos (incluido los mios) cocinan de vicio...
El pasado domingo dimos buena cuenta de la paella que veis en la foto (y Marco ..., el perro se comió todo el quemao), bebimos, reimos y nos pusimos moraos de helado con un café de puta madre...
Pero si te pasas, comer demasiado puede ser peligroso...

Si no os lo creeis picar aquí y veréis al hijo mayor de la señora Dori (a su vez tambien madre del Riki y del Cuqui)